Instalar un calentador eléctrico en Cáceres es una decisión inteligente, ya que ofrece grandes ventajas con respecto a otras alternativas.

Sin embargo, es importante aprender cómo elegir un termo eléctrico para un piso o casa, de manera que podamos encontrar un modelo que se adecue a lo que realmente necesitamos, que tenga un bajo consumo, adecuada potencia y nos mantenga cubiertos incluso en momentos en los que aumente la demanda.

927 24 65 18

Si tu vivienda se encuentra en Coria, Navalmoral de la Mata, Valencia de Alcántara, Trujillo, Talayuela, Arroyo de la Luz, Miajadas, Montehermoso, Jaraíz de la Vera o cualquier otra población de la provincia cacereña, no dudes en contactar con nosotros para instalar o reparar tu termo eléctrico.

ASEMIET es la asociación de instaladores más grande de Cáceres, por lo que cubrimos todas las áreas de la comarca. Si necesitas un instalador profesional llámanos al 927 24 65 18 , y te ayudaremos.

¿Cuál es la función de un termo eléctrico?

Un termo eléctrico es un sistema a través del cual se produce agua caliente sanitaria.

Para ello utiliza energía eléctrica que, mediante el efecto Joule, consigue transformarla en calor.

Una vez calentada del agua, se almacena dentro de un depósito acumulador, de manera que estará disponible siempre que sea necesaria.

En el momento en el que esta agua se va enfriando o la utilizamos y entra agua fría, de nuevo se pone en marcha para garantizar que hay agua caliente disponible en todo momento.

¿Qué cosas tener en cuenta a la hora de elegir un calentador eléctrico en Cáceres?

Antes de comprar un termoeléctrico en la provincia cacereña, es muy importante considerar algunos aspectos clave que serán determinantes para tener la seguridad de garantizar el suministro de agua caliente en el hogar, incluyendo los momentos de mayor demanda.

Lugar donde vas a realizar la instalación del termo eléctrico

Lo primero que debes tener en cuenta es el lugar donde vas a realizar la instalación del termo.

Esto puede parecer innecesario, pero recuerda que vas a tener que disponer de espacio suficiente tanto de altura como de anchura y de fondo para que quepa el termo eléctrico, el cual tiene mayores dimensiones que un calentador de gas.

Por otra parte, también debes asegurarte que dispones de un enchufe de tipo convencional con toma de tierra y de 16 A.

La pared sobre la que coloques el calentador, deberá ser resistente, permitiendo de esta forma que soporte el peso del termo cuando esté lleno de agua, lo cual recuerda que puede suponer más de 150 kg en función del modelo elegido.

Potencia del calentador

El termo eléctrico contiene en su interior unas resistencias a través de las cuales calienta el agua.

Cuanta mayor potencia tenga el calentador, más rápidamente realizará esta tarea.

Lo más habitual es que los termos eléctricos para ACS para una casa tengan una potencia que vaya desde 1000 W y hasta 3000 W, aunque por supuesto también los hay más potentes todavía.

Aprovechamos para recordarte que, en caso de instalar un termo de energía eléctrica, deberás revisar la potencia contratada que tienes en tu hogar, de manera que evites que se puedan producir cortes en el suministro eléctrico cuando el equipo esté trabajando a potencia elevada.

Volumen del depósito

Se calcula de manera aproximada que cada persona necesita unos 40 l de agua caliente al día, y en el caso de utilizar un sistema solar térmico, se deberá calcular unos 50 l diarios.

Esto quiere decir que si se trata de una vivienda con cuatro habitantes, deberíamos disponer de un depósito que oscile desde los 160 l hasta los 200 l.

Tipo de resistencia eléctrica que utiliza

Existen dos tipos de resistencias principales que son:

  • Resistencia eléctrica blindada: transmite el calor directamente al agua ya que está en contacto con ella. Esto permite calentar el agua más rápidamente, pero la cal la deteriora antes. Si es necesaria su sustitución, se deberá vaciar por completo el depósito.
  • Resistencia eléctrica envainada: la resistencia se encuentra en el interior de un cilindro, lo que evita el contacto directo con el agua. Tarda más en calentar, pero tiene una vida útil mucho más larga puesto que reduce su desgaste por efecto de la carga. En caso de necesitar sustituirla, no es necesario vaciar el depósito de agua.

Recuerda que en ASEMIET contamos con la mayor red de instaladores electricistas de la provincia cacereña. Si necesitas los servicios de uno, no dudes en llamarnos.

Etiqueta de eficiencia energética

Es importante tener en cuenta las características del aparato en base a su eficiencia energética.

Es decir, no podemos hablar directamente de consumo, ya que es un dato muy relativo puesto que, cuanto mayor sea el depósito y mayores las demandas, el consumo lógicamente aumentará.

Sin embargo, a través de la etiqueta de eficiencia energética nos podemos hacer una idea de la gestión que realiza el equipo de la energía, es decir, hasta qué punto consigue aprovechar cada vatio que consumen.

La nueva etiqueta de eficiencia energética va desde la A en el caso de la máxima eficiencia, hasta la G, que es el indicativo de menor eficiencia.

¿Cuál es su rendimiento energético?

El rendimiento energético de la mayoría de calentadores y termos eléctricos es muy elevado, pudiendo acercarse fácilmente al 100%.

Esto significa que prácticamente aprovechan toda la energía que consumen.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que las pérdidas térmicas que van enfriando el agua van a depender del aislamiento del termo, por lo que es importante buscar un modelo bien aislado para mejorar la eficiencia energética.

Funciones adicionales del termo eléctrico

Finalmente, también se pueden tener en cuenta otros aspectos como las funciones adicionales del sistema, compatibilidades, conectividad WiFi, función de ahorro eléctrico, programación, sistema de calentamiento rápido, regulación mediante termostato digital y un largo etcétera.

Cuáles son las ventajas de instalar un calentador eléctrico

Vamos a hacer un repaso de las ventajas de instalar un calentador eléctrico:
  • Permite obtener agua caliente al instante, ya que la misma se calienta previamente y almacena en el depósito.

  • Garantiza la temperatura constante del agua.

  • No requiere de instalaciones complicadas, ya que no emite gases ni humos, por lo que se puede instalar en el interior y en cualquier lugar.

  • A diferencia del calentador de gas, el calentador eléctrico no precisa de revisiones.

  • Al no utilizar gas, es un sistema mucho más seguro, libre de incendios.

  • No hay que estar comprando bombonas ni estar dado de alta en el suministro de gas natural.

  • Se instala muy fácilmente, y lo puede hacer uno mismo sin problema.

  • Permite combinar con aerotermia para un funcionamiento mucho más ecológico y económico.

  • También se pueden vincular a sistemas solares térmicos para reducir al mínimo el consumo de energía eléctrica.

Obviamente, instalar un aparato como este en casa no tiene solo ventajas, pero como puedes comprobar, es una manera perfecta de tener agua caliente en nuestro hogar.

927 24 65 18